Infiltraciones de ácido hialurónico

El ácido hialurónico es un componente esencial del líquido sinovial dentro de las articulaciones. Sus principales funciones son la lubricación de las articulaciones, la absorción de choque, el movimiento articular sin dolor y el suministro de nutrientes al cartílago. La osteoartritis se da cuando se reduce la concentración de ácido hialurónico en las articulaciones, lo que lleva a un deterioro progresivo de la articulación debido a la pérdida de la función.

Infiltraciones de ácido hialurónico

Las infiltraciones de ácido hialurónico son indicadas para la osteoartritis degenerativa del tobillo y otras articulaciones del pie, tanto leves como moderadas. Han sido observados peores resultados en la osteoartritis severa.

Los principales beneficios del ácido hialurónico son su efecto analgésico y antiinflamatorio (disminución del dolor y la inflamación), que retrasa la progresión de la osteoartritis y puede regenerar parcialmente el cartílago articular. Esto conducirá a una mejora en la capacidad funcional del paciente. Las desventajas son que no es eficaz en todos los casos y los efectos secundarios tales como dolor en el sitio de la punción intra-articular o reacciones inflamatorias (hinchazón, aumento de la temperatura local) pueden ocurrir de vez en cuando. Por lo general, las infiltraciones de ácido hialurónico producen más beneficios que riesgos.

Hay muchas preparaciones disponibles en el mercado con diferentes indicaciones de dosificación, aunque los más comunes son tres inyecciones, aproximadamente una por semana. Los pacientes reportan mejoría de los síntomas después de la tercera inyección. Con el tiempo, el efecto desaparece, por lo que generalmente se repiten las inyecciones una o dos veces al año, dependiendo de la gravedad del caso.

Infiltraciones en las articulaciones para la osteoartritis

Osteoartritis de la rodilla

Las infiltraciones en las articulaciones son un tratamiento que puede aliviar el dolor y la rigidez de la osteoartritis. Las inyecciones en las articulaciones de ácido hialurónico son rápidas y relativamente indoloras. Ya hace más de una década que están disponible en el mercado, aunque hoy en día se sigue investigando sobre sus resultados. Algunos estudios sobre su eficacia para la osteoartritis de la rodilla muestran resultados mixtos.

Infiltraciones de ácido hialurónico

Qué paciente debe considerar las inyecciones de ácido hialurónico

No hay una respuesta simple a esta pregunta. Los expertos dicen que deben tenerse en consideración los síntomas de cada paciente, hacer un buen diagnóstico, haber intentado otros tratamientos y ver las preferencias de cada persona.

¿Qué son las infiltraciones de ácido hialurónico en las articulaciones

El ácido hialurónico es una sustancia que se produce de forma natural en el fluido sinovial que rodea las articulaciones. El ácido hialurónico es un líquido espeso que ayuda a lubricar las articulaciones, lo que hace que funcionen más suavemente.

En las personas con osteoartritis, la consistencia de ácido hialurónico se va perdiendo, volviéndose más delgada. Las infiltraciones tienen el objetivo de reemplazar algo de la oferta natural de ácido hialurónico que se ha ido perdiendo.

El procedimiento es simple. El ácido hialurónico se inyecta directamente en la cavidad alrededor de la articulación de la rodilla. Un tratamiento típico es realizar una inyección a la semana durante tres a cinco semanas. A pesar de que por el momento sólo ha sido aprobado por la FDA para las personas con osteoartritis de la rodilla, a veces se intentó en otras articulaciones también.