Ácido hialurónico en cápsulas

El ácido hialurónico es un glicosaminoglicano. Se produce naturalmente en el cuerpo en cantidades abundantes cuando somos jóvenes. Se encuentra en mayor concentración en el fluido sinovial de las articulaciones articulares y es necesario para la lubricación y la absorción de impactos de la articulación. También se encuentra en el humor vítreo del ojo y por supuesto en la piel.

Ácido hialurónico en cápsulas

A medida que envejecemos el cuerpo produce menos ácido hialurónico y las articulaciones se vuelven rígidas y dolorosas y la piel comienza a secarse y aparecen arrugas.

El ácido hialurónico se descompone bajo el ataque de los radicales libres. Los radicales libres se producen con la luz del sol (radiación ultravioleta) y éstos estimulan la enzima hialuronidasa que descompone y ataca el ácido hialurónico - por tanto la exposición excesiva al sol da como resultado el envejecimiento de la piel.

Un estudio, que examinó la absorción, excreción y la distribución de ácido hialurónico radiomarcado después de una sola administración oral en ratas y perros, demostró que el ácido hialurónico se absorbe y se distribuye a los órganos y las articulaciones después de una sola administración oral.

Otros estudios que se han realizado en ratas y perros demuestran que la ingestión oral de ácido hialurónico tiene un efecto positivo en las articulaciones.

Muchas fuentes de ácido hialurónico son de origen animal pero también pueden encontrarse fuentes de origen vegetariano.

Cápsulas de ácido hialurónico

La dosis recomendada de ácido hialurónico es de 1 cápsula al día con los alimentos

El ácido hialurónico es un componente natural del cuerpo que existe en casi todos los tejidos conectivos, incluyendo las articulaciones y la piel. Estas cápsulas se pueden tomar a diario para promover la salud de las articulaciones y la piel.

  • Ayuda a mantener la salud de las articulaciones y la piel.
  • Los niveles naturales de ácido hialurónico pueden disminuir con el avance de la edad.
  • Mejora altamente la potencia de vitamina C promoviendo la formación de colágeno.